Centre d'Interpretació Torre de Sant Vicent

CENTRE D'INTERPRETACIÓ TORRE DE SANT VICENT


 

 

 

 

Un recorrido por la historia.

 

La atalaya fue restaurada completamente en el año 2017. Con su rehabilitación, este fortín se ha convertido en la pieza central del llamado Centro de Interpretación Torre de Sant Vicent, un espacio expositivo e interactivo dedicado a dar a conocer el contexto histórico en que se edificaron las torres vigía de Sant Vicent y de Sant Julià, mostrando diversos aspectos relacionados con la piratería y el sistema de defensa de la costa del Reino de Valencia entre los siglos XVI y XIX.

 

Vista aérea del Centro de Interpretación. | Ayuntamiento de Benicàssim (2018).

 

En el exterior, el Centro de Interpretación muestra información general, una maqueta tiflológica con texto en braille y la posibilidad de ampliar la información desde una plataforma de realidad aumentada (APP). A su vez, en el interior de la torre, la visita se completa con audioguías, un video-documental, mesas táctiles, paneles de información, folletos explicativos y una experiencia única a través de unas gafas de realidad virtual. Por último, en la azotea, podemos contemplar una reproducción de un cañón de 6 libras del siglo XVIII, así como una increíble panorámica de la costa benicense.



Historia de la Torre de Sant Vicent.

 

Un sistema de defensa contra la piratería.

 

La Torre de Sant Vicent formaba parte del conjunto de 18 torres vigía que llegó a poseer la costa castellonense. Se construyó entre 1597 y 1599 para afianzar el sistema de defensa de la llamada Olla de Benicàssim, que ya contaba con la Torre de Sant Julià al nordeste, por ser una zona de fácil desembarco para los corsarios y piratas berberiscos.

 

La edificación de este fortín acabó con la despoblación de la villa causada por la inseguridad derivada de los ataques y posibilitó su Carta de Población en 1603. La torre, cuya denominación de Sanct Vicente ya aparece documentada al menos desde 1607, llegó a ser custodiada por una guarnición de cinco hombres (un alcaide, dos soldados torreros y dos atajadores), y disponía de armas de fuego y una pieza de artillería.

 

A nivel arquitectónico, la torre muestra elementos constructivos típicos de las fortificaciones renacentistas: talud exterior, cañoneras, aspilleras, torrecillas o matacán sobre una puerta elevada. Sin embargo, desde su edificación hasta la actualidad, la atalaya ha sufrido numerosas reformas que han provocado toda una serie de transformaciones, tanto en la distribución de sus plantas como en el exterior.

 

Principales características de la obra.

 

La torre es de planta cuadrada y volumen casi cúbico, con una anchura de aproximadamente 11,5 metros. Estas dimensiones, contando el talud, corresponden a 54 palmos valencianos, la medida empleada en el siglo XVI. Su altura es de 13,5 metros.

 

Por lo que respecta al primer cuerpo de la construcción, se trata de una base maciza para evitar que los atacantes desmontaran los sillares y se introdujeran en el fortín. En cuanto a las caras exteriores, están fabricadas a base de mampostería de piedra y trabazón de mortero de cal, arena y grava. Por su parte, en las esquinas se utilizó piedra calcárea (de color gris), mientras que en los paramentos se empleó mayoritariamente rodeno (piedra arenisca local de color rojizo). Aquí también pueden verse algunas zonas con encadenados de piedras de mayor tamaño.

 

Evolución de la Torre de Sant Vicent.

 

Más de cuatro siglos defendiendo nuestras costas.

 

En 1850, con la extinción del cuerpo de Torreros de Costas, la torre pasó a ser custodiada por el Cuerpo de Carabineros y, a partir de 1939, por la Guardia Civil Española. Finalmente, en 2004, fue adquirida por el Ayuntamiento de Benicàssim y se procedió a la demolición del cuartel.

 

Actualmente, la Torre de Sant Vicent es una de las mejor conservadas de la Comunidad Valenciana, manteniendo el imponente aspecto que tuvo desde su construcción. En 2001, fue declarada Bien de Interés Cultural por la Ley de Patrimonio Histórico Español.


 

HORARIOS Y PRECIOS DE ENTRADA A LA TORRE

 

HORARIOS:


TEMPORADA ALTA (Semana Santa y de mayo a septiembre).

Abierto todos los días de martes a domingo.

Mañanas de 10 h a 13 h.

Junio, julio y agosto: Tardes de 18 h a 21 h.

Semana Santa y septiembre: Tardes de 16 h a 19 h.


TEMPORADA BAJA (De octubre a abril, excepto Semana Santa).

Viernes y sábados: mañanas de 10 h a 13 h y tardes de 16 h a 18 h.

Domingos y festivos: mañanas de 10 h a 14 h (tardes cerrado).


(Último acceso 30 minutos antes del cierre).

Cerrado: 1, 6 y 17 de enero, 22 de septiembre y 25 de diciembre.


PRECIOS:


ENTRADA GENERAL:

Adulto: 3 €.

Jubilados / Gent D'Or: 1,50 €.

Niños de 4 a 12 años*: 1,50 €.

Grupos escolares**: 0 €.


ENTRADA GENERAL CON REALIDAD VIRTUAL:

Adulto: 5 €.

Jubilados / Gent D'Or: 2,50 €.

Niños de 8 a 12 años***: 2,50 €.


* En la entrada general los niños de 0 a 4 años entrarán gratuitamente. Los niños a partir de 12 años pagarán como un adulto.

** Se entenderá por grupo escolar con tarifa 0 los grupos escolares de hasta 16 años acompañados como mínimo por un adulto del centro escolar solicitante. Además el grupo tendrá que estar integrado por un mínimo de 15 personas, incluidas los adultos acompañantes.

 

Más información:

Tourist Info Benicàssim| Tel.: 964 300 102 | turismo@benicassim.org | www.turismobenicassim.com

Descarga el folleto del Centre d'Interpretació Torre de Sant Vicent en el siguiente enlace: 

Folleto Centre d'Interpretació Torre de Sant Vicent