Personal municipal de Benicàssim conoce el protocolo de protección de la tortuga boba

El encuentro se ha basado en saber la forma de actuar ante las nidificaciones en las playas de este ejemplar

 

Benicàssim, 16 de abril de 2021

 

Personal de la brigada municipal, del área de Medioambiente y de Sanidad del Ayuntamiento de Benicàssim han participado esta mañana en una reunión formativa  para saber cómo actuar ante las nidificaciones en las playas de la tortuga boba.

La iniciativa se ha realizado tras la suelta de tortugas que tuvo lugar el pasado viernes en la playa del Voramar, “y tras conversar con la Fundación Oceanogràfic y la Fundación Azul Marino vimos interesante realizar una charla dirigida al personal municipal que trabaja en las playas para conocer la especie y los procedimientos que hay que seguir cuando se detecten huellas, crías o puestas de tortugas marinas en el litoral”, ha indicado la edil de Playas y Medioambiente, Elena Llobell.

La concejala de Desarrollo Sostenible, Cristina Fernández, también ha acudido a la reunión y ha mostrado su interés “por seguir concienciando a la ciudadanía ante la protección de diversas especies, de la biodiversidad, potenciando la educación ambiental con formaciones destinadas a todo tipo de público”.

Desde la Fundación Azul Marino han explicado que la anidación de tortugas marinas en nuestras costas mediterráneas está aumentando muy deprisa ya que el incremento de las temperaturas ha obligado a las poblaciones de tortugas bobas de otras zonas del mundo a desplazarse al litoral mediterráneo que ahora reúne las condiciones para el desarrollo del ciclo completo de reproducción.

Ahora es tiempo de anidación y, en caso de detectar una tortuga por la noche en la playa hay que llamar al 112. Además, no hay que tocarlas ni hacer ruido, no sacar fotos con flash y evitar ponerse en su campo de visión.